martes, 2 de septiembre de 2008

La luz de tus ojos


A un amigo...

Porque, cuando algunos murmullan que no existen la luz ni la bondad, que vivimos en un mundo de sombras, yo miro la luz y recuerdo que no es así, sólo por eso te doy las gracias.

¿Y qué hago si tengo sed? bebo de la luz de tus ojos, que con un brillo cegador iluminarían la más negra de mis noches.

¿Y qué hago si me pierdo? busco en la luz de tus ojos, donde siempre puedo hallarme, reencontrarme conmigo misma.

Namaste

2 comentarios:

ampiku dijo...

Ese ojo me resulta incómodo de mirar xD.

Morgana dijo...

A mí me gusta