sábado, 2 de febrero de 2008

Rompecabezas


Adoro la sensación de tumbarme en cualquier parte con los brazos por encima de la cabeza con el sentimiento de que todo encaja.
Las nubes parecen comulgar en perfecta sincronía con tus pensamientos y esbozan dibujos de las emociones que te envuelven.
La música que escuchas no podría reflejar en mayor medida lo que te sucede.
A tu alrededor, los eventos, las personas, todos están relacionados e interconectados y conforme comulgas con tus ideas, ves que ellos también lo hacen con las suyas.
Amor, amigos, todo se une de forma perfecta y armónica, y me siento feliz. Feliz porque todo sale bien, porque tengo la suerte de ser amada por personas fantásticas, y, sobre todo, porque me siento en paz conmigo misma. Estoy en mi camino, y aunque me cueste diez horas de esfuerzo diario, constante, lo seguiré con tenacidad.

10 comentarios:

Lágrima del Guadiana dijo...

Es increíble, verdad, esa sensación de que todo tiene su sitio.

No existe mejor camino hacia la paz interior que saber comulgar con uno mismo.

Me alegra verte bien.

Un abrazo

ampiku dijo...

Con lo de "la música que escuchas" no te referirás a Evanescence, no? xDDD

Es broma.

Pedro dijo...

Si eso no es la felicidad que venga Dios y lo vea. ¿Qué más se puede pedir?
Un abrazo.

finglas dijo...

Impresionante fuerza de voluntad... Asombrado.

ampiku dijo...

Y lo peor es que lo cumplirá sin falta >_<

Morgana dijo...

¿Cómo que lo peor? Y es obvio que no me refiero a Evanescence, Dios, que grupo más emo madre mía. El que escribe las letras tiene que estar muy desequilibrado.

Finglas,hay cosas que requieren sacrifio en esta vida. Pero si no los hacemos, si no luchásemos por lo que amamos ¿qué clase de persona seríamos?

ampiku dijo...

Es una forma de hablar, ya sabes que me encantaría tener tu fuerza de voluntad. A mí me falta mucha.

Ellohir dijo...

Evanescence es la caña, sobretodo las canciones lentas y tristes.

¿Qué clase de persona seríamos? Buena pregunta. Buena pregunta...

carmen dijo...

Ese es el camino a seguir, un camino de paz y felicidad interna. Todo lo demás vendrá rodado.
Un beso princesa

Vientos del Pueblo dijo...

Desde Getafe, Madrid, España, saludos