domingo, 21 de octubre de 2007

Libertad


Un súbito alborozo se adueñó
de mí esta noche.
Ya no es tiempo de ser
quien quieres que sea,
sino de abrirme y descubrir
lo que se esconde en mi interior.
Esta noche busco a mi loba,
a esa salvaje con la que
tanto lucho para que
permanezca silenciosa.
Busco a esa Mujer que vive
en el silencio de todas
las cosas; la Vieja, la Anciana,
la que Sabe.
Denominada de una y mil
formas todas hemos atisbado
sus ojos alguna vez.
Es la que nos susurra
que andemos descalzas,
que bailemos bajo las estrellas,
que le aullemos a la luna llena...

7 comentarios:

ampiku dijo...

Pedazo de spamer.

ampiku dijo...

De donde sacas tantas imágenes tan chulas y adecuadas al poema?

Morgana dijo...

Las busco, xD, en google imágenes. Generalmente las encuentro en un par de minutos.
Me alegra que te gusten, y que te hayas metido al final, me ha sorprendido verte por aquí
Un abrazo

MCN dijo...

Como sé que me echas de menos te voy a dejar un precioso comentario.

Esto se supone que es una búsqueda interior, no?¿
Mola desinhibirse de vez en cuando, ser impulsivo.
A mí me cuesta, intento controlarlo todo, planificarlo.

Si la poesía va sobre otra cosa, pues bueno.

Luli dijo...

El amor y la libertad también tienen una gran presencia en este maravilloso escrito.

Un abrazo grante

carmen dijo...

Y después saber correr con la manada. ¿Entonces tu también eres una mujer que corre con los lobos? :-)
Un beso en tu preciosa alma princesa loba.

Pedro dijo...

Cuando busques y no encuentres, prueba a cerrar los ojos, apagar la mente y desenchufar la conciencia. Allí estarás, libre y despierta para el resto del mundo.
Me alegro de haber encontrado un sitio tan hermoso. Lo visitaré a menudo.
Un beso.