domingo, 7 de octubre de 2007

Silencio


Llévame contigo y déjame estar en tu morada,
porque sólo en tus acogedores brazos puedo descansar del mundo.
En ti no existe el miedo o la valentía,
el amor o el desamor.
No puede haber verdad o mentira en tus versos porque de ellos se compone el viento.
Si de tus alas fugaces surgiese un alma no atormentada los cielos clamarían de dicha por ella,
reclamando a los dioses su compañía.
En tu presencia abandono mis creencias, relajo mis pensamientos y me permito Ser.
Todos huyen de tu presencia, pobres ilusos.
Suerte que yo te conozco y he aprendido a dejarme mecer en tu cuna,
ya que la justicia o los deberes dejan de tener sentido bajo tu yugo.
El mundo pierde su sentido para adquirirlo de nuevo,
muere para volver a renacer.

3 comentarios:

MCN dijo...

Yo usaría más las comas, pero cada uno a su estilo.

Está guay, pero todas en el mismo registro.

Ampiku dijo...

Siempre apreciaste el silencio... para eso tienes el bunker en el sótano, donde ni los gritos de tu loca vecina pueden llegar ;).

carmen dijo...

Rocío, es bueno saberse en él.
Ha sido una sorpresa para mí, no sabía de la existencia de tu pequeño mundo virtual.
Un beso princesa