jueves, 15 de noviembre de 2007

Fluir


Si me permito ser en estos rincones anhelantes de aventuras
acierto ver un pequeño sendero que conduce a algún lugar;
Si dejo de pensar un instante en las opciones y me paro a respirar
comprendo que ya he llegado al fin, que mi búsqueda ha concluido.
Pues lo que buscaba fuera no se encuentra si no dentro,
un profundo océano en el que me dejo fluir, sentir...
Y llego a una conclusión hacía tiempo olvidada:
la mayor aventura no es otra que el encuentro con uno mismo.

4 comentarios:

TyR dijo...

Como siempre recibo quejas relacionadas con mis "extensos" comentarios, hoy te voy a poner una frase, concretamente de Neruda:

"Algún día en cualquier parte, en cualquier lugar indefectiblemente te encontrarás a ti mismo, y ésa, sólo ésa, puede ser la más feliz o la más amarga de tus horas."

Tiene muchas posibles interpretaciones, quédate con la que más te guste.

Un abrazo.

carmen dijo...

Seguro que tu fluir interno te lleva a tu propia felicidad, a la dicha de saberte libre.
Me encanta Neruda.

Un beso princesa.

Pedro dijo...

Una aventura muy excitante, pero que nunca acaba. Ya que cada día nos transforma en algo distinto a lo que fuimos ayer, y eso nos obliga a no dejar nunca el contacto con nosotros mismos.
Aun así, hay demasiada gente que pasa toda su vida sin conocerse en absoluto; y eso sí que es decepcionante.
Un fuerte abrazo.

Morgana dijo...

Creo que me he encontrado a mí misma en distintas ocasiones en mi vida. Dependiendo de la situación en que me encontrase de la misma, supusieron horas felices o amargas. Mi última aventura fue amarga, ¿cómo será la próxima? es un misterio que pronto quiero resolver.
Un beso en el alma a los tres